PATEK PHILIPPE

TWENTY-4 AUTOMÁTICO

REF. 7300/1201R-001

 

La colección femenina Twenty~4 Automático de Patek Philippe ofrece una versión “joya” en oro rosa con bisel, asas, corona y brazalete engastados con 469 diamantes y una esfera plateada realzada por un satinado vertical y horizontal que evoca la textura de las telas de seda salvaje “shantung”.

 

La referencia 7300/1201R-001, al igual que el resto de los modelos que conforman su colección, alberga el calibre 324 S C de carga automática con segundero central y fecha por ventanilla a las 6 horas. En el corazón del movimiento palpita la espiral patentada Patek Philippe Spiromax en Silinvar.

 

El calibre 324 S C es un ejemplo de precisión y fiabilidad. Está formado por 217 componentes, 29 rubíes y un rotor central de oro de 21 quilates grabado con la cruz de Calatrava. Los movimientos producidos a mano según los criterios extremadamente severos del Sello Patek Philippe –reconocidos por toda la profesión como los más estrictos jamás establecidos– están dotados de acabados manuales muy refinados.

 

La caja redonda de 36 mm, de estilo contemporáneo, se distingue por sus líneas exquisitas y sutiles, realzadas con detalles refinados. El bisel, engastado a mano con 160 diamantes sobre dos hileras alternadas en tresbolillo, reproduce a las 12 y a las 6 horas la silueta del eslabón central del brazalete, reforzando así la armonía del diseño.

 

La referencia 7300/1210R en oro rosa luce 13 diamantes sobre la corona, así como una doble hilera de 248 diamantes sobre el brazalete. El cristal de zafiro, ligeramente abombado, prolonga la sutil forma curvada de la caja. Tanto la caja como el bisel y el brazalete están pulidos a mano por los artesanos más experimentados, un proceso delicado dada la complejidad de las formas.

 

PATEK PHILIPPE

AQUANAUT

REF. 5168G-001

 

Para celebrar los 20 años de Aquanaut, la colección más deportiva de Patek Philippe, la manufactura cambió el acero por el oro blanco y el tradicional negro de su esfera y correa por un azul de increíbles matices.

 

La colección Aquanaut se caracteriza por su diseño moderno y original, por su caja octogonal redondeada inspirada en la caja de Nautilus y por su correa “tropical” elaborada con un material innovador composite ultrarresistente a la tracción y a los rayos ultravioletas.

 

Nació así en 2017 la referencia 5168G en un nuevo tamaño “Jumbo” con un diámetro de caja de 42,2mm (2,2 mm superior al tradicional 5167A) manteniendo sus magníficas proporciones y su estilo intactos, respetando en cada momento la clásica geometría Aquanaut.

 

Este es el primero de la colección en oro blanco de 18 quilates, aunque también se pueden encontrar las ref. 5167 y 5164, versión Travel Time, en oro rosa.

 

Este modelo destaca especialmente por su esfera azul que ofrece un degradé negro de un atractivo incontestable. Con decoración en relieve, sus cifras aplicadas de oro blanco resaltan gracias al revestimiento luminiscente.

 

Un rostro resueltamente masculino para esta encarnación deportiva, elegante y contemporánea dotada de un bisel con acabados de satinado vertical en la parte superior y laterales pulidos. La caja de oro blanco, estanca hasta 120 metros, alberga el calibre 324 S C de cuerda automática.

EL MUSEO DE PATEK PHILIPPE

 

La pasión de Philippe Stern – presidente honorario de Patek Philippe – por los relojes cristalizó en la apertura de un verdadero “templo de la relojería” en 2001: el Patek Philippe Museum. Ubicado en un edificio Art Déco íntegramente restaurado, en la zona de Plainpalais de Ginebra, este museo alberga más de cinco siglos de arte relojero.

 

Con la idea de ofrecer un recorrido a lo largo de los tiempos, propone paradas en algunas de las más apasionantes épocas de la relojería, desde los antiguos relojes del Renacimiento, con sus mecanismos de hierro, hasta las suntuosas miniaturas; desde las más bellas cajas esmaltadas hasta complicaciones técnicas que superan lo imaginable.

 

La colección está formada por unas 2.000 piezas, además de por una impresionante biblioteca con casi 8.000 libros dedicados al estudio del tiempo, a la astronomía y a la relojería.

 

El museo está dividido en dos temas que se complementan: el primero está dedicado a los relojes que ilustran los inicios y la historia de la relojería “portátil”, desde el siglo XVI, concretamente 1530, hasta el año 1850. En ella se puede admirar guardatiempos de todos los orígenes y manufacturas europeas, principalmente germanos, franceses, ingleses y por supuesto suizos.

 

El otro tema se dedica exclusivamente a los relojes creados por Patek Philippe. Cronológicamente, esta exposición se inicia con las primeras piezas de 1839, año en que Antoine Norbert de Patek fundó Patek, Czapek & Cie con su compatriota polaco François Czapek. Esta sección es el testimonio vivo de toda la historia de Patek Philippe, de sus invenciones, de las complicaciones y de las patentes que la manufactura ha acumulado a lo largo de sus 180 años de existencia.

 

Este museo privado abierto al público brinda la oportunidad de descubrir y recordar a los ginebrinos, así como a los visitantes suizos y extranjeros, la gran tradición relojera de la ciudad, patrimonio en el cual se enmarca los guardatiempos de Patek Philippe.

 

Así mismo es un homenaje a los relojeros de ayer y de hoy que se afanan en mantener un saber hacer exclusivo y transmitirlo de generación en generación.

Destinado a coleccionistas y amantes de la relojería fina y a los apasionados de Patek Philippe, la colección del museo tiene sobre todo un objetivo educativo. Su ambición es fomentar pasiones y vocaciones entre los jóvenes y contribuir así a la proyección de la alta relojería.

PATEK PHILIPPE

CALATRAVA PILOT TRAVEL TIME – REF. 5524G-001

 

Cuando en el año 2015, Patek Philippe presentó su modelo Calatrava Pilot Travel Time, la sorpresa de detallistas, clientes y prensa fue mayúscula. Patek Philippe recuperaba un modelo piloto al más puro estilo de las piezas de los primeros aviadores que se encuentran en la actualidad en el Patek Philippe Museum de Ginebra.

Con este nuevo modelo, Patek Philippe añadía a su colección clásica Calatrava un modelo de gran tamaño, de carácter claramente masculino e inspirado en la estética tradicional de los relojes para pilotos. Su esfera azul y su caja de oro blanco, así como su indicación simultánea de dos husos horarios, le conferían una perfecta combinación entre técnica pura y elegancia contemporánea.

Desde hace cerca de 80 años, los relojes de viaje de Patek Philippe son referencia en el sector ya que resuelven magistralmente los problemas de husos horarios. En los an?os 30, la manufactura desarrollo? en colaboración con Louis Cottier sus primeros relojes con la complicación “Hora Universal”.

En 1959, Patek Philippe patentó por primera vez el mecanismo “Travel Time”, convertido desde entonces en una de sus complicaciones más emblemáticas. De muy fácil manejo, este sistema permite indicar al mismo tiempo dos husos horarios diferentes. En el momento de su lanzamiento, fue muy bien acogido ya que era la primera época en que jets comerciales comenzaban a volar de Europa a América en algunas horas y sin escalas.

El modelo referencia 5524G-001 presenta una esfera lacada azul con cifras aplicadas en oro, luminiscentes. En su interior, late un movimiento mecánico de cuerda manual que aloja el calibre 324 S C FUS. En la esfera se indica la hora local y también la hora del domicilio, ambas por aguja. Es un modelo de oro blanco y tiene un diámetro de 42 mm.