David Gotlib

David Gotlib Vision

Una vez que supe que fabricaría gemelos, tuve que decidir cuál sería mi visión y mis objetivos. Por supuesto, muchas marcas venden gemelos y otros accesorios para hombres, pero imaginé algo diferente. Yo quería hacer arte.

Quería crear joyas que distinguieran a los hombres o mujeres con ese sentimiento extra de conocimiento. Joyas para personas que deseen tener una pieza que se pueda usar en cualquier ocasión como una declaración de estilo, personas que puedan ver el valor del oro y los diamantes hechos a mano de la misma manera apasionada que yo. Mi producto no es un producto producido en masa. Está hecho con cariño, con un ojo para el detalle que hace que su usuario se sienta especial. Comprar y regalar un par de gemelos debe ser una ocasión especial, algo de importancia y logro, o simplemente una compra espontánea como la de los coleccionistas de bellas artes que se ven superados por una belleza o singularidad. El proceso no se trata de combinar los gemelos con un esmoquin, sino de darse cuenta de que las joyas reales se pueden usar en cualquier ocasión y con cualquier tipo de ropa. Siento que hoy, más que nunca, las personas buscan algo extra que muestre su personalidad, buen gusto y discernimiento. Mis gemelos no solo se pueden usar con un traje en el trabajo, sino también con un par de jeans en una fiesta donde estás relajado y buscas demostrar tu exquisito gusto por el estilo y el arte. Mis gemelos de diamantes conservarán su valor durante generaciones y se convertirán en coleccionables. Y como siempre digo:

“Hagamos extraordinario lo ordinario”